Noticias

Un examen ocular me salvó la vista

16 Enero, 2013
Un examen ocular me salvó la vista

Gracias a un diagnóstico precoz del glaucoma por Specsavers Opticas en Javea, Hillary Farrington ha sido capaz de tratar su enfermedad usando simplemente gotas para los ojos y no experimentará pérdida de visión.

Hillary Farrington tiene una historia familiar de glaucoma y sabe la importancia de someterse a exámenes oculares regulares. Sin embargo, cuando acudió a un óptico local, cerca de su casa en Jávea, no se quedó tranquila y decidió obtener una segunda opinión.

"Visité a un óptico local para un examen de la vista el año pasado y no me quedé satisfecha con las pruebas que me realizaron. Tuve que pedirles que me hicieran la prueba de presión para detectar el glaucoma, de lo contrario no lo hubieran hecho. Después de revelar una alta presión ocular, me enviaron a casa, sin ningún tratamiento. Entonces vi un anuncio de Specsavers y me di cuenta de que la óptica no estaba lejos, decidí reservar una cita para un examen ocular y obtener una segunda opinión ".

Specavers Opticas realizó a Hillary un examen de la vista muy completo que incluía tres pruebas diferentes para el glaucoma gracias a las cuales detectaron que estaba en una de las primeras etapas de esta enfermedad. En consecuencia, le recomendaron ir directamente al hospital para recibir tratamiento y le entregaron un informe médico con el diagnóstico.

Gracias a que el glaucoma se detectó a tiempo, ha sido capaz de tratar su enfermedad con gotas para los ojos y no ha padecido la pérdida de visión asociada a la enfermedad. "Estoy encantada con la atención que he recibido de Specsavers, el examen de la vista fue tan completo que sabía que estaba buenas manos. Si no hubiera acudido a Specsavers, puede que no me hubieran diagnosticado a tiempo y mi visión podría haberse visto seriamente afectada”.

La historia de Hillary ilustra la importancia de los exámenes oculares regulares. El glaucoma es muy difícil de identificar antes de que el nervio óptico se haya dañado seriamente. Si no se trata a tiempo, puede causar una visión de túnel permanente que no se puede reparar, así que el diagnóstico rápido es esencial.

Hay siete ópticas Specsavers en la Costa del Sol y Costa Blanca, en Marbella, Fuengirola, Calpe, Jávea, Guardamar Benidorm, Torrevieja, y una más en Santa Ponça, Mallorca.