Noticias

Un examen de la vista salvó mi vida

01 Febrero, 2013
Un examen de la vista salvó mi vida

Cuando Andrew Beckett acudió a Specsavers Opticas de Santa Ponça en Mallorca para un examen de la vista, no esperaba lo que vendría después. Después de advertir que su visión se había vuelto borrosa y pensando que era debido a la edad, decidió pedir una cita en la óptica por si necesitaba unas gafas nuevas.

Durante el examen, el óptico-optometrista sospechó inmediatamente que había un problema más grave con su ojo y le aconsejó ir directamente a urgencias para que pudieran examinarlo con más detalle.

A los 15 minutos de llegar al hospital el sábado por la mañana, el médico de cabecera reconoció a Andrew y fue remitido al oftalmólogo. El martes siguiente le sometieron a una serie de pruebas para averiguar qué era lo que le estaba causando su problema.

Después de una larga semana esperando los resultados, se confirmó que lamentablemente el Sr. Beckett tenía cáncer en el ojo y tuvo que ser rápidamente ingresado en el hospital para extirpárselo. Andrew necesitó pasar luego por una serie de citas para un exhaustivo seguimiento, incluyendo numerosas visitas a un óptico protésico.

"Yo recomiendo encarecidamente a cualquiera que tenga problemas oculares o de visión que visite a un óptico optometrista para que le realicen un examen visual de inmediato. Los reconocimientos regulares de la vista son importantes, pero más aún si usted está experimentando problemas.

Entonces es vital que se realice un exhaustivo examen más temprano que tarde, ya que podría estar arriesgando su salud e incluso su vida. Yo había acudido a un examen de la vista el año pasado y todo era normal, si hubiera ignorado mis síntomas en esta ocasión la situación podría haber sido mucho peor para mí."

No hay antecedentes de cáncer en la familia de Andrew y visitaba al óptico optometrista regularmente para someterse a exámenes de la vista rutinarios. El cáncer de ojo es una enfermedad poco frecuente que a menudo muestra pocos síntomas o ninguno, así que fue una suerte que decidiera acudir a un óptico optometrista cuando lo hizo.

Hay dos tipos principales de cáncer que se pueden dar el interior del ojo: el cáncer intraocular primario que se inicia en el interior del globo ocular; y el cáncer metastático, que comienza en alguna parte del cuerpo y luego se extiende al ojo.

Algunos de los síntomas del cáncer de ojo podrían ser: pérdida de la visión, pequeños destellos de luz, una mancha oscura en el iris que crece poco a poco, un bulto visible en el párpado y dolor en los ojos o alrededor de ellos.

El Sr. Beckett se ha recuperado completamente de su cáncer y le han implantado un ojo protésico. "Estoy muy agradecido tanto a Specsavers como al Hospital de Son Espases por el servicio que he recibido. El trato ha sido siempre excelente, si no hubiera acudido a la óptica cuando lo hice, el cáncer se habría diseminado y hubiera puesto en peligro mi vida. Desde luego que recomiendo Specsavers Opticas en Mallorca".

Una simple visita a su óptico optometrista puede ayudar a diagnosticar otro tipo de enfermedades como la diabetes, los tumores cerebrales y el glaucoma. Specsavers Opticas está ofreciendo examenes visuales gratuitos, para reservar una cita en la óptica de Mallorca llame al 871 964 331.