Ya has elegido la montura perfecta, pero ahora tienes que decidir si necesitas algún tratamiento para lentes específico, incluido el tratamiento UV.

Proteger los ojos contra los rayos UV (incluso en días nublados) es una forma de mantenerlos sanos durante más tiempo, e incluso puede ayudar a prevenir algunas condiciones oculares. A continuación, desglosamos algunas de las razones por las que la protección UV es importante, y por qué deberías considerar añadirla a tus lentes graduadas.

¿Cómo puede dañar la luz ultravioleta mis ojos?

La luz solar contiene una fuerte radiación ultravioleta (rayos UVA y UVB) que puede ser tan perjudicial para los ojos como para la piel. Estos rayos son invisibles, pero pueden penetrar en los ojos y causar daños. A corto plazo, la exposición intensiva a los rayos UV puede causar fotoqueratitis (una especie de quemadura solar en los ojos), pero afortunadamente esto es poco frecuente.

Con la exposición a largo plazo, aumenta el riesgo de desarrollar condiciones oculares más graves, como cataratas y degeneración macular cuando se es mayor. La degeneración macular se produce por daños en la retina, la capa sensible a la luz situada en la parte posterior del ojo, lo que puede provocar una reducción de la visión, y se ha demostrado que la exposición a los rayos UV es un factor de riesgo clave para ello. Asimismo, uno de los factores de riesgo de las cataratas es la exposición a los rayos UV, que puede hacer que el cristalino del ojo se vuelva turbio y la visión borrosa.

¿Por qué necesito protección UV en mis gafas?

Si ya tienes unas gafas de sol de buena calidad, quizá te preguntes si es realmente necesario que tus gafas graduadas tengan también protección UV. Pero es importante recordar que los rayos UV siguen siendo muy dañinos en días nublados o cubiertos, cuando no es realmente práctico llevar gafas de sol. Esto se debe a que la luz ultravioleta es invisible y puede atravesar las nubes e incluso materiales como el cristal del parabrisas del coche.

Añadir un tratamiento de protección UV a tus gafas graduadas es una forma sencilla de mantener los ojos protegidos contra los daños causados por los rayos UV. Y aunque las lentes sin tratamiento UV bloquean bien la mayor parte de los rayos UVB, permiten el paso de la mayoría de los rayos UVA. Así que, sobre todo si pasas mucho tiempo al aire libre o incluso conduciendo, tener unas gafas graduadas con filtro UV hará que no tengas que preocuparte de si tus ojos están totalmente protegidos.

¿Qué tipos de tratamientos UV hay disponibles para lentes graduadas?

Protección/filtro solar y UV

Añadir un filtro solar y UV completo a tus lentes graduadas no solo proporciona protección a tus ojos contra los daños causados por los rayos UV, sino que también puede ayudar a mejorar tu visión. Las lentes tintadas pueden aliviar la fatiga ocular y suavizar las luces intensas, ayudándote a ver con claridad en condiciones meteorológicas adversas.

Lentes Reactions (fotocromáticas)

Si te mueves mucho de exteriores a interiores, las lentes Reactions (fotocromáticas) pueden ser una buena opción para ti. Ofrecen un bloqueo del 100% de los rayos UVA y UVB, y cambian de color según las condiciones de iluminación, por lo que son transparentes en interiores, pero se oscurecen como unas gafas de sol bajo la luz del sol. Así solo necesitarás unas gafas para que tus ojos estén protegidos en todas las condiciones.

Lentes polarizadas

Si te molestan los reflejos durante el día o mientras conduces, las lentes polarizadas pueden ser una buena opción para ti. Las lentes polarizadas ofrecen un 100% de protección contra los rayos UV y reducen el fuerte resplandor de la luz reflejada en superficies planas, como el agua o la carretera.

Claves para elegir la protección UV adecuada

Los daños causados por la luz ultravioleta se acumulan con el tiempo, pero nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para empezar a proteger tus ojos. Aquí tienes algunas cosas que debes tener en cuenta:

  • Las gafas graduadas con tratamiento UV ayudan a mantener los ojos sanos cuando está nublado, pero aun así merece la pena tener unas buenas gafas de sol para los días más luminosos
  • Elige monturas que cubran bien los ojos y se ajusten bien
  • Si te mueves con frecuencia entre exteriores e interiores, las gafas con lentes Reactions (fotocromáticas) pueden ahorrarte la molestia de tener dos

Puedes estar elegante a la vez que te proteges del sol. Disponemos de una gama de gafas graduadas y gafas de sol que se adaptan a tu estilo de vida, desde monturas de marca a otras más económicas.

Ver nuestra gama completa de tratamientos UV para lentes. ¿Necesitas más recomendaciones? Visita nuestra guía de compra donde encontrarás ayuda para elegir tus gafas o visita tu óptica Specsavers más cercana.