Ahora que el uso de mascarillas es obligatorio en la mayor parte de España, incluso cuando se pueda respetar la distancia de seguridad, estas se han convertido en una parte esencial de nuestro día a día. Pero si llevas gafas, probablemente te hayas encontrado con el problema de que tus gafas se empañan al usarlas. Tienes que limpiarlas constantemente, y la humedad hace que se resbalen por la nariz - entendemos lo frustrante que puede ser este estrés añadido. Por eso, nuestros expertos han compartido sus mejores consejos y trucos para ayudarte a que tus gafas no se empañen.

¿Por qué se empañan las gafas al usar mascarilla?

Las gafas se empañan al usar mascarilla porque el flujo de aire limitado hace que la respiración se escape principalmente por la parte superior de la mascarilla. Cuando exhalamos, el aliento caliente entra en contacto con las lentes que están más frías, empañándolas y nublando la visión. Este vapor también crea un exceso de humedad alrededor de las gafas que reduce el agarre de las almohadillas de la nariz y hace más fácil que se resbalen por la cara.

Claves para evitar que se empañen las gafas

Más abajo, puedes leer las claves de nuestros expertos para conseguir que las gafas no se empañen. Te recomendamos que intentes llevar a cabo estos consejos antes de salir de casa para asegurarte de que tu mascarilla está segura y así no tener que estar tocándote la cara en la calle.

1. Asegúrate de que tu mascarilla se adapta perfectamente

Lo primero que hay que comprobar es que la mascarilla esté bien ajustada. Esto, no solo ayuda a mantenerte protegido contra las partículas en el aire, sino que también evita que el exceso de aliento se escape y empañe tus lentes. Para un mejor ajuste, la mascarilla debe estar ceñida a la nariz y a las mejillas, y no debe haber ninguna holgura o hueco por donde el aire se escape. Si la mascarilla no está lo suficientemente ajustada al ponerla por primera vez, intenta apretar las gomillas para un ajuste seguro u cámbiala por otra más pequeña.

2. Asegura la mascarilla alrededor de la nariz

Asegurar la mascarilla alrededor de la nariz es otra forma de limitar la cantidad de aliento que se escapa hacia arriba. Intenta mover la mascarilla más arriba de la nariz (si te resulta cómodo) y apoyar las gafas sobre ella para ayudar a sellar la máscara. Si esto no funciona, o si no puedes colocar la mascarilla tan arriba, trata de usar un pequeño pedazo de cinta adhesiva quirúrgica para asegurar la mascarilla al puente de la nariz. Esto ayuda a sellarla y así evitar que el aliento se escape hacia arriba.

3. ¿Crees que tu mascarilla es demasiado grande? Apriétala dándole una vuelta a las gomillas

Si la mascarilla no te queda bien, puedes intentar ajustarla tú mismo. Si tienes suficiente holgura en las gomillas que se colocan tras las orejas, prueba a retorcerlas en forma de "X" y luego ponlas alrededor de tus orejas. Las mascarillas con cintas para anudar te permiten ajustarlas tú mismo para que esta se adapte más a tu cara - solo asegúrate de no atarla muy fuerte y que te salgan marcas rojas detrás de las orejas.

4. Evita que las gafas se te resbalen por la nariz

Es muy incómodo que las gafas se deslicen constantemente por la nariz, así que podrías intentar envolver el cordón de la mascarilla alrededor de los laterales de las gafas en lugar de las orejas. Esto podría ayudar a que tus gafas y la mascarilla sean más seguras – solo ten cuidado al quitarte las gafas, ya que la máscara estará sujeta a ellas.

5. Dirige la respiración hacia abajo dentro de la mascarilla

En lugar de manipular la mascarilla y tratar de ajustarla, puede que cambiar la dirección en la que respiras te ayude. Para evitar que tus gafas se empañen, intenta empujar el aire hacia abajo cuando exhales. Puede que te cueste un poco acostumbrarte, pero una vez que le hayas cogido el tranquillo, es una solución bastante sencilla.

6. Usa lentes de contacto

Si ninguno de los consejos anteriores te ha sido útil, podría valer la pena usar lentes de contacto por el momento. Esto evitará que tu visión se vea afectada por unas lentes empañadas, lo que es especialmente importante si estás trabajando y no puedes estar desempañando las lentes constantemente. Para más información, consulta nuestros consejos para usar lentes de contacto de forma segura.

Para más consejos útiles sobre cuidados oculares, visita nuestra página cuidados durante el COVID-19 o solicita una cita en una de nuestras ópticas.

Todo lo que necesitas saber sobre el Coronavirus

Artículos relacionados

Mientras estás en casa…

Ejercicios oculares y consejos para mantener una buena salud el tiempo que estés en casa

Leer más

Coronavirus: Consejos para usuarios de gafas y lentes de contacto

Para más recomendaciones sobre cómo cuidar tu salud visual en estos tiempos

Leer más

Nuestra declaración

Todas nuestras ópticas están siguiendo las recomendaciones sobre el Coronavirus (COV-19)

Leer más